Análisis sobre las tendencias en el diseño de E-Commerce.

Análisis sobre las tendencias en el diseño de E-Commerce.

La correcta experiencia del usuario en la navegación siempre debe ser uno de los principales objetivos al plantear el diseño de una página web y, si ésta es una tienda que comercializa productos por internet, con mayor razón.

En este aspecto se observan ciertas tendencias en diseño que aportan mejoras a la experiencia del usuario (UX) en el apartado del comercio electrónico, pero también otras que se deberían evitar.

En este artículo vamos a centrarnos en 6, 3 positivas y 3 negativas. Comenzaremos por las negativas, para acabarlo con un buen sabor de boca.

Las tres malas prácticas de las que hablamos a continuación son por un lado la ocultación cada vez mayor de las descripciones de producto, por otro las tiendas que no permiten ver de manera fácil cuándo se agrega un nuevo producto a la tienda y por último el descuido y desorden de las pantallas de servicio al cliente.

 

- 1 ¿De qué va el producto?

Las descripciones de producto parecen estar desapareciendo de las tiendas de comercio electrónico. Agradados por el aumento de las fotografías de producto y con un cuidado de la parte visual y de diseño de las fichas de producto, las explicaciones sobre los mismos han ido perdiendo espacio hasta casi desaparecer en algunos casos.

Una de las causas puede estar en la “mentalidad responsive” de los encargados del diseño y la maquetación, en la búsqueda de una información lo más concisa y directa posible que se adapte de manera correcta a todos los dispositivos, ahí han salido perdiendo las descripciones.

Tan importante como la fotografía de un determinado producto puede ser a veces las instrucciones de uso, los beneficios, la conservación, etc… La solución no está en que toda la información tenga que estar visible desde el principio, pero siempre debe encontrarse ésta de manera fácil y rápida. Por lo tanto, además de ofrecer un resumen claro y descriptivo junto con la parte gráfica, hay que asegurarse de que toda la información necesaria está disponible desde un enlace visible.

 

-2 ¿Lo he comprado?

Una acción tan sencilla como añadir un producto al carrito de la compra de una página web de comercio electrónico, debería llevar asociada una respuesta visual lo suficientemente clara como para no necesitar preguntarse si lo he hecho o no.

Muchos sitios no ofrecen debidamente esta información, o por lo menos no de forma clara. Motivados probable y erróneamente en mantener al usuario inmerso dentro del proceso de ver productos y comprar, estos sitios “ocultan” el carrito para no distraer al usuario, sin sospechar que precisamente están consiguiendo el efecto contrario. Que el usuario abandone la búsqueda y selección de productos para comprobar que efectivamente han seleccionado X productos para su compra. También puede ocurrir que dupliquen la compra de un mismo producto que no deseaban.

Todo esto puede motivar una mala experiencia de usuario y a que éste culpe a la página web de confundirle y de acabar con el carrito de la compra ocupado por productos que no deseaba comprar y echando en falta otros que sí.

 

-3 ¿Dónde pregunto?

Da gusto navegar por muchas de las actuales tiendas, fotos grandes, bonitas, diseños claros, aprovechando las amplias pantallas, y qué fácil y cómodo es todo…

Pero, ¿dónde está el servicio al cliente? Muchas de las secciones de servicio de muchas páginas web de comercio electrónico mantienen estas zonas con pobres diseños, muchas veces desordenadas y con información que no ayuda demasiado.

Es importante que al plantearse el diseño de una página web de estas características se tenga en cuenta cuidar también el lugar donde se van a responder las dudas y quejas de los usuarios. Esto ayuda también a la percepción de que la información que contienen es actual y no está obsoleta, y de que la página web “está de su lado”. Largas columnas de texto son complicadas de leer y seguir, por eso la información debe estar bien estructurada y fácil de entender.

Ahora vamos con lo bueno, las tres tendencias positivas en el diseño orientado a buenas experiencias de usuario en el comercio electrónico que abordamos en este artículo son el mayor tamaño de las imágenes de producto, comentarios más “robustos” y la actual facilidad en el uso de cupones y descuentos.

 

+1 ¡Qué fotos!

Hay algunos factores que han permitido que las tiendas que ofrecen productos en internet muestren grandes fotografías de producto. El aumento del tamaño de las pantallas y su resolución es uno de ellos, esto permite que los diseñadores dispongan de mayor espacio. También la experiencia de usuario y su estudio ha llevado a que las fotografías cobren un mayor protagonismo en las páginas web de comercio electrónico.

Como se suele decir, una imagen vale más que mil palabras, y una imagen grande o ampliada puede ofrecer al usuario información que la descripción no hace. Por ello la posibilidad de ver detalles sobre una fotografía real algunas veces hace que el usuario se decante por la compra del producto. Tampoco hay que desdeñar la capacidad de evitar dudas y preguntas si el producto ofrece ampliaciones y diferentes vistas.

Esta característica del aumento de las fotografías de producto no sólo se ha producido en las páginas de detalle de producto, sino también en los listados de producto, con lo que esto significa de ahorro de clics y tiempo por parte del usuario.

Lo único que hay que tener en cuenta es la de no hacer imágenes que tengan un aspecto banner, ya que en este caso serán rechazadas por los usuarios y su experiencia no será positiva.

 

+2 ¿Qué te parece?

A todos nos vienen muy bien los comentarios de otros usuarios sobre un producto que nos interesa. Están escritos por personas que quieren un producto, que lo necesitan e incluso por personas que lo están usando. Esto da un valor añadido a la propia oferta de productos de la página web.

Muchos sitios web están actualmente ofreciendo información adicional a los comentarios. Bien con información adicional sobre los que comentan o realizando resúmenes de los comentarios mostrando gráficas sobre cuántos comentarios ha habido en un sentido u otro.

Sobre los que comentan, se esta ofreciendo información de la edad, sexo o criterios que han llevado a una valoración concreta de un producto en particular. Por ejemplo  la calidad, tamaño…

Este aporte adicional a la ficha de un producto, si está bien hecho, permite que la experiencia del usuario al visitar la tienda sea más completa. La información adicional de los comentaristas hace que el usuario encuentre opiniones de personas que están en su situación y los resúmenes de las valoraciones da una visión de conjunto sin tener que meterse a leer gran cantidad de comentarios.

 

+3 Y este producto… ¿tiene descuento?

La utilización de cupones de descuento en el mundo de las tiendas en internet no es nueva, siempre ha existido, pero antes la utilización de los mismos no era muy funcional y muchas veces implicaba una frustración del usuario por no poder o saber utilizarlos.

Hoy en día hay muchos sitios que permiten el aprovechamiento de cupones y descuentos de forma clara y sencilla. Y rápida, es importante que la utilización de estos cupones se realice en un momento temprano del proceso de compra, no al final del todo junto con el pago.

Hay otro beneficio adicional, si una tienda online ofrece descuentos, los usuarios están más motivados para conseguir la compra mínima que les permita obtener envíos gratuitos.

Comentarios

Sin comentarios
Ha habido un error en el envío
Comentario enviado. Será revisado por la moderación antes de ser publicado.

Deja tu comentario

Tu nombre:
Tu email:
Tu comentario:
Nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y así poder mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí