Google se mueve para restringir la publicidad

Google se mueve para restringir la publicidad

Seguro que odias esos molestos anuncios que aparecen por encima de las páginas que visitas y que no te permiten acceder a los contenidos directamente. A partir de ahora, parece que Google también, ya que ha comenzado a penalizar a los sitios web que utilizan los anuncios intersticiales en los dispositivos móviles.

¿Por qué no hace lo mismo en los dispositivos de escritorio? Puede que sea nuestro castigo por no cambiarnos todos a Chrome OS ya.

Pero en serio, esta es una buena noticia para los usuarios, que por otra parte va a molestar a una gran cantidad de anunciantes. Google se dirige específicamente a los anuncios intersticiales que requieren la acción de ocultarlos/cerrarlos antes de poder ver o interactuar con el resto del sitio. Así que estamos hablando sobre los anuncios de redirección de página, esas molestas ventanas modales que aparecen cuando se carga la página, esas molestas ventanas modales que aparecen en el medio de un artículo, y así sucesivamente.

En ocasiones no solo son molestas para ver el contenido, sino que en pueden serlo también a la hora de deshacerse de ellas. A menudo muestran los iconos X de cerrar tan pequeños que no es infrecuente pulsar accidentalmente sobre el anuncio en lugar de descartarlo.

Sin embargo, Google parece llevarse bien con los anuncios intersticiales muy pequeños. Hablamos de esas pequeñas banderas flotantes que a veces aparecen en la parte inferior de la pantalla del teléfono. Aparentemente estos están correctos. Como por ejemplo las ventanas emergentes que se utilizan por razones legales, como la verificación de la edad de una persona, o informando de que el sitio web utiliza cookies.

Por lo tanto, es una buena noticia para todos excepto para los anunciantes “malos”, ¿no? Bueno, aquí hay algo a tener en cuenta: en muchos sentidos, Google se está convirtiendo en el árbitro del buen diseño, al menos si hablamos de anuncios.

En el principio de los tiempos, sus normas eran las de evitar que la gente utilizara "hacks" SEO poco éticos que les permitieran dominar el ranking de sus términos de búsqueda, e incluso en ocasiones nada tenían nada que ver con lo que vendían. Eso fue, y sigue siendo algo bueno. Estas reglas no solo hacen que las cosas sean más o menos justas, sino que en realidad simplifican el proceso de SEO.

Recientemente, sin embargo, Google ha comenzado a castigar a la gente por hacer cosas con los anuncios sin duda irritantes, y probablemente contraproducentes, pero no moral o éticamente incorrectas. ¿Realmente queremos tener a Google definiendo lo que es un buen diseño?

Comentarios

Sin comentarios
Ha habido un error en el envío
Comentario enviado. Será revisado por la moderación antes de ser publicado.

Deja tu comentario

Tu nombre:
Tu email:
Tu comentario:
Nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y así poder mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí