Open Data, o los 'datos sociales'

Open Data, o los 'datos sociales'

Open Data, o lo que es lo mismo Datos Abiertos, es una filosofía cuyo objetivo es poner a disposición de la sociedad los datos que gestiona la administración pública. Estos datos deben ofrecerse en formatos de fácil manipulación por parte de los usuarios. Está basado en la reutilización de los datos, generando servicios y riqueza para toda la sociedad ya que las empresas y ciudadanos pueden analizar, gestionar y redistribuir estos datos. Además, la adminstración pública progresa en transparencia "gobierno abierto" y gestiona inteligentemente los recursos "gobierno inteligente".

Uno de los objetivos por tanto es que los ciudadanos y las empresas reaprovechen los datos para generar riqueza económica que aporte beneficios a la socidad generando nuevos servicios. A las personas o empresas que lo hacen se les llama infomediarios o reutilizadores.

Un término similar al Open Data es RISP (Reutilización de la Información del Sector Público). La diferencia estriba en que mientras los datos ofrecidos mediante Open Data deben ser siempre gratuitos y en formatos fácilmente manipulables, RISP contempla la posibilidad del pago por el uso de los datos y su publicación admite cualquier formato.

Open Data implica una serie de principios de obligado cumplimiento, en otro caso no estaríamos hablando de Open Data:

  • La única restricción para su publicación deben ser los datos sujetos a restricciones de privacidad, seguridad o derechos de autor. No deben existir otras trabas por parte de la administración pública para su publicación
  • No se deben procesar los datos, hay que publicarlos como datos en bruto, tal y como están en origen.
  • Deben ser fieles a la actualidad y por lo tanto se deben ofrecer con la obligada frecuencia para que no pierdan valor.
  • No deberían existir restricciones en cuanto a los usuarios que los van a recibir, ni por su propósito de uso.
  • La estructura de los datos debe permitir un proceso automático por un ordenador.
  • La disposición de los datos no puede requerir un registro previo. Deben ser libres.
  • El formato de los datos puestos a disposición no puede depender de una entidad o herramienta propietaria de una entidad. El formato debe ser abierto como lo son CSV, XML...
  • No existirán patentes, copyright, derechos sobre los datos, deben ser de uso 100% libre ni estar sujetos a derechos de privacidad, seguridad o privilegios.

Conjunto de datos o Dataset. Éste término hace referencia a la categorización de los datos públicos mediante catálogos de datos. Esto permite que se puedan indexar y localizar más fácilmente.

Los principales formatos para los datos públicos son:

  • CSV, Valores separados por comas, es un documento de texto plano que presenta datos tabulados. Una hoja de cálculo Excel es fácilmente exportable a este formato.
  • XML, Lenguaje etiquetado extensible, metalenguaje que permite la interpretación de datos para otros lenguajes más complejos. Las bases de datos suelen permitr su exportación a XML.
  • RDF, Infraestructura para descripción de recursos, está basado en XML y permite intercambiar y enlazar a través de aplicaciones, datos y recursos. Facilita su reutilización y enriquecimiento.
  • RSS, Sindicación realmente sencilla, también basado en XML, se utiliza para la ordenación de contenidos de sitios web que tienen una actualización frecuente.
  • ODATA, Open data Protocol, protocolo abierto, permite consultar y seleccionar directamente sobre los datos y descargar el resultado.

La sociedad en su conjunto se beneficia de la reutilización de los datos que el sector público dispone. Así, la Ley 37/2007 dice "la información generada desde las instancias públicas, con la potencialidad que le otorga el desarrollo de la sociedad de la información, tiene un gran interés para las empresas a la hora de operar en sus ámbitos de actuación, contribuir al crecimiento económico y a la creación de empleo, y para los ciudadanos como elemento de transparencia y guía para la participación democrática".

El desarrollo del Open Data ofrece como principales beneficios los siguientes:

Para el ciudadano: la utilización de los datos públicos puede dar lugar a nuevas aplicaciones y servicios que mejoren la vida de los ciudadanos, además de la generación de nuevos puestos de trabajo. Se mejora en gran medida la transparencia de la administración pública con lo que se está más cerca de conseguir el objetivo de gobierno abierto e inteligente que está en permanente comunicación con el ciudadano y facilita su participación.

Para las empresas: Pueden generar valor económico derivado de la utilización de los datos públicos puestos a su disposición. También se fomenta la competitividad entre empresas al ofrecer la posibilidad de traducir en beneficio económico esa información.

Para la administración pública: Dinamiza la economía al permitir a las empresas infomediarias el desarrollo de aplicaciones que de otra manera serían bastante costosas. También la colaboración de los ciudadanos mediante la creación de nuevas iniciativas y aplicaciones derivadas del uso de estos datos supone un beneficio para la administración. Otro aspecto positivo es el intercambio de datos entre las administraciones local, autonómica y central.

Comentarios

Sin comentarios
Ha habido un error en el envío
Comentario enviado. Será revisado por la moderación antes de ser publicado.

Deja tu comentario

Tu nombre:
Tu email:
Tu comentario:
Nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y así poder mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí